miércoles, 30 de julio de 2014

Lecturas para Niños de Primero de Primaria para Imprimir

Lecturas para Niños de Primero de Primaria para Imprimir 

La presentación de Juanorro
Juanorro era un cocodrilo de lo más simpático. Sabía contar unos chistes que nos hacían llorar de risa, y era todo un espectáculo ver cómo se reía él, con todas aquellas filas de dientes al aire.
Lo más divertido fue cuando nos contó su encuentro con el director: "Entré en su despacho y lo vi sentado en su butaca, muy concentrado en su trabajo. Cuando por fin levantó la vista y se dio de narices conmigo, le pasó algo muy raro: pegó un salto tremendo y, después, se quedó blanco, blanco, mientras me miraba fijamente con la boca abierta. Por cierto: a él también se le pusieron los pelos de punta, como a todos ustedes cuando me vieron por primera vez... Bueno, el caso es que me presenté con el director: 'Mi nombre es Juanorro Cocodris Lagunis, soy del país de Cocodrilandia y quiero matricularme en este colegio', le dije. Después de tragar saliva varias veces, él me contestó algo así como: 'Mu.„ mu... mucho gus... to, y ¿po... po... por qué quieres... quieres ma... matricularte aquí?'. Entonces le respondí que quería estudiar para llegar a ser sabio.
El director parecía asombradísimo: 'Mu... muy bien. Voy a bus... car a un pro... profesor...', dijo, y salió del despacho como una bala".

http://1.bp.blogspot.com/-pvJdvCunSaA/U9lWryZIexI/AAAAAAAAK-U/St260vSNLe0/s1600/lectura+ni%C3%B1os+primero+primaria+5.png

 http://4.bp.blogspot.com/-wvGWnV1BxSs/U9lXLLSAdWI/AAAAAAAAK-c/srBJEqTt-aw/s1600/lectura+ni%C3%B1os+primero+primaria+6.png
 

Cuidado: un dinosaurio
Hace unas semanas apareció un dinosaurio en el parque de nuestra ciudad. Mi hermana y yo nos reímos muchísimo viendo cómo las personas mayores se asustaban de él. Hasta el valiente guarda del parque empezó a llorar.
El pobre dinosaurio estaba todo asustado. Por eso decidimos llevarlo a casa. La vuelta a casa fue muy curiosa. Por donde pasábamos con nuestro nuevo amigo, todos los que allí se encontraban huían gritando. Los autos se subían a las veredas y tocaban el claxon como locos. Los policías pusieron todos los semáforos en rojo, treparon a ellos y tocaban sus silbatos.
Nuestro profesor nos había contado alguna vez algo sobre los dinosaurios. Naturalmente, no atendimos mucho entonces. Pero a pesar de ello me vino en seguida a la mente que los dinosaurios eran animales totalmente pacíficos.
Mamá y papá no tuvieron ningún inconveniente en que el dinosaurio se quedara con nosotros por un tiempo. Podría dormir en el huerto. A la mañana siguiente, nuestros padres se inquietaron un poco al descubrir que nuestro dinosaurio se había comido dos repollos y ahora estaba mordisqueando las hojas de nuestro platanal.
Durante la comida, estiró su cabeza a través de la ventana y en un abrir y cerrar de ojos, vació la fuente grande de ensalada.
Mientras mi hermana y yo estábamos en la escuela, "Dini" -así llamábamos a nuestro amigo-se había comido absolutamente todo el huerto. "A lo mejor nuestro profesor sabe qué podemos hacer con Dini'", aconsejó mi hermana.
Al día siguiente llevamos a "Dini" al colegio. El profesor se alegró muchísimo cuando vio al dinosaurio...

http://3.bp.blogspot.com/-vDjqh0Dv_Sw/U9lXMHyC0OI/AAAAAAAAK-k/SLUD5K8qr00/s1600/lectura+ni%C3%B1os+primero+primaria+7.png



La leyenda del pan
- Papá, nos han dicho en clase que mañana nos hablarán del pan y que cada uno tiene que contar algo de este alimento. ¿Puedes ayudarme? -preguntó Rocío.
- Si quieres, te contaré una leyenda que me narraba la abuela cuando yo era pequeño. Escucha:
"Un leñador y su familia vivían en un bosque. Hubo un gran incendio y tuvieron que abandonar su casa. Después de mucho andar y sin nada que comer, se pararon a descansar a la orilla de un arroyo. Como tenían hambre, buscaron comida, pero solo encontraron dos manzanas. La madre se dispuso a repartirlas. Aún no habían empezado a hacerlo, cuando vieron venir a un anciano.
Al acercarse, notaron que estaba muy débil a causa del hambre. El anciano les pidió comida y le dijeron que compartirían entre todos lo poco que tenían.
A la mañana siguiente, el anciano se despidió, y antes de irse les entregó, como regalo, unos granos amarillentos.
-Deben sembrar estos granos y nunca más tendrán hambre -les dijo.
Así lo hicieron.
Brotaron de la tierra hermosas espigas amarillas llenas de apretados granos. Y de ellos sacaron blanca harina con la que amasaron crujientes panes".

http://4.bp.blogspot.com/-TUuHjjevJaU/U9lWILQqYEI/AAAAAAAAK98/yqyvDC0W0zU/s1600/lectura+ni%C3%B1os+primero+1.png
 



Viajar en avión exige una buena organización
En primer lugar, el viajero ha de acercarse a una oficina de la compañía aérea y comprar su tique de vuelo. Ya en el aeropuerto, el pasajero ha de pasar por unos mostradores para dejar las maletas y recoger la tarjeta de embarque. Unos altavoces indican que el avión está preparado en la pista de despegue. Pero antes de embarcar, el viajero tiene que atravesar un control de la policía para que nadie pueda pasar objetos prohibidos. Después se ingresa a la sala de espera. Una azafata anuncia el próximo despegue. Los pasajeros suben a un autobús que los acercará hasta la escalerilla del avión. 
Las azafatas les indican el asiento. Para que el viaje sea más agradable, se les puede ofrecer periódicos, escuchar música o ver una película de video. Cuando es la hora de la comida, unos camareros acercan bandejas con alimentos. Mientras los pasajeros comen tranquilamente, el piloto se va acercando al punto de destino. Pueden mirar la tierra por la ventanilla; el paisaje está solo a unos diez kilómetros por debajo de ellos. Las casas parecen de juguete y en las carreteras apenas si se pueden ver los carros. A veces se atraviesa una nube y de pronto, se deja de ver el suelo. Antes de aterrizar se da la indicación de que hay que abrocharse los cinturones de seguridad, y por fin el avión toma tierra.



El koala
Uno de los animalitos más atractivos de todo el mundo es el koala, que se alimenta de las hojas y corteza de eucalipto. Permanece la mayor parte de su vida trepado en estos árboles, bajando a la tierra solo para cambiar de árbol.
Su aspecto es algo similar al de los osos, con los que no tiene ningún parentesco. Los machos pesan unos 12 kg y las hembras menos. Esto lo hace un animalito muy simpático.


La falsa apariencia
Un día, por encargo de su abuelita, Adela fue al bosque en busca de hongos para la comida. Encontró unos muy bellos, grandes y de hermosos colores, y llenó con ellos su cesta.
-Mira, abuelita -dijo al llegar a casa-, he traído los más hermosos... ¡Mira qué bonito es su color anaranjado! Había otros más arrugados, pero los he dejado.
-Hija mía -repuso la anciana-, esos arrugados son los que yo siempre he recogido. Te has dejado guiar por las apariencias engañosas y has traído a casa hongos que contienen veneno. Si los comiéramos, enfermaríamos; quizás algo peor...
Adela comprendió entonces que no debía dejarse guiar por el bello aspecto de las cosas, pues a veces ocultan un mal desconocido.


Rabito Blanco
Rabito Blanco era un conejito que movía sin cesar su rabito y hacía un ruido así: ¡Sess-sess, sess-sess!
Cuando sus padres oían el ruido de Rabito Blanco, se ponían muy contentos. Su hijito andaba por allí.
Pero un día sus papás no oyeron el ruido de Rabito Blanco. El conejito había salido de casa. Le gustaba mucho corretear por el bosque.
-  No vayas solo al bosque -le decían todos los días-, porque si viene el cazador te puede cazar, Rabito Blanco llegó al bosque y empezó a hacer una cueva. Al poco tiempo oyó un ruido extraño, dejó de escarbar, estiró las orejas, escuchó con atención y le pareció oír estas palabras:
-  ¡Te ca-za-ré!
Muerto de miedo dio un salto y corrió a su casa. Sus padres le esperaban llorando. Rabito Blanco les contó su aventura. Ellos escucharon con atención y al final rieron a carcajadas.
-   Hijo mío -le dijo su padre-, lo que oíste no decía: "iTe ca-za-ré!", sino "¡Sess-sess, sess-sess!" Rabito Blanco se había asustado de su propio rabito que no se estaba quieto nunca.   


6 comentarios:

katherin dijo...

Hermosas lecturas

katherin dijo...

Hermosas lecturas

lessy santisteban dijo...

lindo

raul manzanarez dijo...

Me parecen muy buenos los temas como forma de aprenfizaje

Noemi dijo...

Buenas noches:

Sirve de mucho este tema o modulo para comprender bien la lectura y no solo leer. Gracias a Prepa en linea SEP

Cande Villalobos dijo...

Muchas gracias por introducisvestos ejercicios y lecturas a los temas pues con ellos nos ayudan mucho para las tareas.

Publicar un comentario en la entrada