domingo, 16 de febrero de 2014

Clasificación de los Antónimos

¿CUÁNTAS Y CUÁLES SON LAS CLASIFICACIONES DE LOS ANTÓNIMOS?
El castellano es un idioma que posee un profuso vocabulario. Según la última edición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, nuestro idioma cuenta con más de 83000 acepciones. De ese universo de acepciones, un considerable porcentaje presenta una relación de oposición significativa en diversos niveles y matices, dando lugar al surgimiento de distintos criterios de clasificación de los antónimos, de los cuales sólo analizaremos los más importantes, los de mayor aplicabilidad.
Una de las clasificaciones que cuenta con mayor acogida debido a su ventaja didáctica y a su generalidad es la que distingue a los antónimos en absolutos y relativos. El criterio para esta clasificación es el grado de oposición semántica que se evidencia al momento de confrontar dos términos.

PRIMERA CLASIFICACIÓN
Si consideramos el grado de oposición semántica entre las palabras, éstas pueden clasificarse en antónimos absolutos y relativos:
1. ANTÓNIMOS ABSOLUTOS. Son vocablos que, al ser contrastados, sus significados expresan ideas total y exactamente contrarias. Esto implica que uno de los términos se opone por completo a la esencia o naturaleza del otro.
Ejemplos: hambriento y saciado, egoísta y altruista, persuadir y disuadir, etc. Las palabras que están formadas por prefijos de significados opuestos son siempre antónimos absolutos. Ejemplo: inhumar y exhumar, anteponer y posponer, introvertido y extrovertido, etc. Los antónimos formados por prefijos de negación son también por lo general antónimos absolutos. Ejemplos: salubre e insalubre, calificado y descalificado, social y antisocial.

2. ANTÓNIMOS RELATIVOS. Son vocablos que, al ser contrastados, sus significados muestran ideas parcialmente opuestas; es decir, la contrariedad no es plena, dejando la posibilidad de que otro término pueda expresar una oposición más categórica. Los antónimos relativos se refieren básicamente a las palabras de significados contrarios donde un término niega o se opone sólo de manera parcial a la naturaleza o esencia del otro.
Por ejemplo: cima y planicie, perverso y bueno, entusiasmado y tranquilo; etc. A continuación, presentamos algunos ejemplos ilustrativos de antonimia absoluta y relativa.


SEGUNDA CLASIFICACIÓN
1. POR LA FORMA
En este caso se da mayor importancia al aspecto externo de los términos; es decir, a la manera como están estructuradas las palabras, sin dejar de lado su significación contraria. Atendiendo a la forma, podemos subclasificar a los antónimos en dos grupos: morfológicos y lexicales.

A. Antónimos morfológicos
Se forman o estructuran de dos maneras que a continuación detallamos:
a. Se forman tomando como base la misma palabra o raíz y anteponiendo un prefijo de negación.
  Mutable
  Provisto
  Popular
  Certidumbre
  Conforme
  Revolucionario  
Inmutable
Desprovisto
Antipopular
Incertidumbre
Disconforme
Contrarevolucionario

b. Se forman anteponiendo a una misma palabra o raíz dos prefijos de significados opuestos.
Inculpado
Importar
Antepuesto
Microcosmos   
Subestimar
Monolingue
Hipotensión
Exculpado
Exportar
Pospuesto
Macrocosmos
Sobreestimar
Multilingue
Hipertensión

B. Antónimos lexicales
La oposición significativa se produce entre palabras con distinta estructura o forma. En ese caso no se admite el uso de prefijos y la oposición puede ser total o parcial. Todos los antónimos no morfológicos son lexicales. Además, éstos existen en mayor proporción.
Sumiso
Abjurar
Democrático 
Fortuito
Litigio
Aceptar
Rebelde
-  Profesar
-  Autoritario
-  Planificado
-  Armonía
-  Rechazar

2. POR EL SIGNIFICADO
En este caso se da mayor importancia a las diversas formas de oposición significativa existente entre las palabras quedando relegada, a un plano secundario, la construcción o la forma de las mismas. Los lingüistas reconocen dentro de esta clasificación tres tipos de antónimos: los excluyentes, los contrarios y los complementarios.
A. Antónimos excluyentes
Cuando la negación de una palabra implica necesariamente la afirmación de la otra. Se constata aplicando dichas palabras opuestas en el mismo contexto oracional.
Ejemplos:
Si María jamás dijo una falsedad, entonces siempre dijo la verdad.
Falsedad
Apócrifo
Intacto
Masculino
Artificial
Provisional
-  Verdad
-  Auténtico
-  Deteriorado
-  Femenino
-  Natural
-  Definitivo

B. Antónimos contrarios
Cuando las palabras tienen sentidos opuestos graduables, es decir, cuando es posible admitir elementos significativos intermedios o extremos. La negación de un término no implica necesariamente la afirmación del otro.
Ejemplos:
Si un cuerpo no está frío, entonces no necesariamente está caliente, puede estar tibio.
Frio
Bueno
Caro
Cóncavo 
Dulce
Niño
-  Caliente
-  Malo
-  Barato
-  Convexo
-  Agrio
-  Anciano

C. Antónimos recíprocos o inversos (Complementarios)
Cuando la relación de oposición se da en doble dirección, es decir cuando se produce una relación recíprocamente opuesta, pues la existencia de uno de los términos supone necesariamente la existencia del otro. En este caso, en vez de exclusión hay concurrencia.
Ejemplos:
Si Manuel responde a Luis es porque Luis pregunta a Manuel.
Responder
Hablar
Patrón
Actor
Deudor
Vender
-  Preguntar
-  Escuchar
-  Criado
-  Espectador
-  Acreedor
-  Comprar

En el siguiente esquema, apreciemos de modo sintético este aspecto:
1ra. Clasificación:

2da. clasificación

Entradas relacionadas:

5 comentarios:

Camila dijo...

Mmmmmm, fue un excelente ayuda mmmm, pero hubieran hecho un solo esquema !! Así q no estoy tan contenta con eso xq m confundí

Camila dijo...

Mmmmmm, fue un excelente ayuda mmmm, pero hubieran hecho un solo esquema !! Así q no estoy tan contenta con eso xq m confundí

alessvlog juegos y mas dijo...

Gracias a todos suscribance a mi canal alessvlog juegos y más

alessvlog juegos y mas dijo...

Gracias a todos suscribance a mi canal alessvlog juegos y más

nsfg dijo...

t umadita madres wikipedia

Publicar un comentario en la entrada