viernes, 21 de febrero de 2014

Razonamiento Verbal y Solución de Problemas

Como el mundo se torna cada vez más variado y complejo, el hombre necesita, hacer un uso apropiado y preciso del lenguaje para expresar adecuadamente sus pensamientos, sentimientos e impresiones.  
Actualmente, para transmitir un buen mensaje, debemos elegir de entre varias palabras de significados parecidos, aquellas que nos permitan comunicarnos con mayor precisión.
Las palabras son el reflejo del mundo cambiante en que vivimos; por ello, debemos ser conscientes de que las palabras, cada vez más enriquecedoras del idioma, surgen de la realidad por muy variadas razones. Así, por ejemplo, dada la repercusión que puede tener un personaje en la historia debido a sus singulares méritos o defectos, surgen palabras como platónico, draconiano, maquiavélico y dantesco, (provenientes de Platón, Dracón, Maquiavelo y Dante, respectivamente), entre otras muchas. Pueden también surgir las palabras como reflejo de la existencia de corrientes de pensamiento, acciones o actitudes de carácter particular, como es el caso de los términos iconoclasta, mecenas y estoico (cuyos significados son "destructor de imágenes", "protector de artistas" y "partidario del estoicismo", respectivamente); o pueden emerger haciendo alusión a algún comportamiento propio de una zona o región territorial, como es el caso de los términos sodomita, lacónico y sibarita (de las ciudades de Sodoma, Laconia y Sibaris, correspondientemente). Antes de que surjan estos términos, ya existían otros vigentes, que designaban aspectos similares de la realidad. Por ejemplo, el término aristócrata surge como sinónimo de noble, ilustre, distinguido; draconiano surge como sinónimo de severo, drástico, inmisericorde. Platónico, como sinónimo de idealista, soñador, iluso. Como se puede apreciar, las razones por las cuales aparecen las palabras son múltiples.

El razonamiento verbal, como disciplina, está constituido por cinco temas que poseen principios, contenidos, características, objetivos y métodos propios. Estos temas proveen al estudiante de los ejercicios necesarios para desarrollar aquella aptitud verbal o disposición natural, y son los siguientes:
  •  Sinónimos.
  •  Antónimos.
  •  Analogías.
  •  Oraciones incompletas.
  •  Comprensión de lectura.
Todos los temas giran en torno a las palabras, aunque cada cual las enfoca de un modo especial. Los sinónimos y antónimos permiten manejar los significados de dichas palabras; las analogías, conocer las relaciones que existen entre ellas; las oraciones incompletas, entender las estructuras que se elaboran con las mismas; y la comprensión de lectura, asimilar los sentidos de dichas palabras en contextos mayores.
Es necesario reconocer que el manejo de los sinónimos y antónimos requiere ciertos conocimientos  sobre semántica; que el dominio de las analogías implica la posesión de nociones básicas propias de la lógica y la semántica; y que el desempeño en las oraciones incompletas, al igual que en la comprensión de lectura, requiere del dominio de los conceptos elementales de gramática, lógica y semántica.

La solución de problemas es la fase que supone la conclusión de un proceso más amplio que tiene como pasos previos la identificación del problema y su modelado. Por problema se entiende un asunto del que se espera una solución que dista de ser obvia a partir del planteamiento inicial.

Solución de Sinónimos:


Solución de Antónimos:


Solución de Analogías Verbales:



Solución de Oraciones Incompletas:



Solución de Comprensión de Lectura:


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada